Descubre todo sobre la anatomía de la cadera: huesos, ligamentos, articulaciones y movimientos

La cadera es una articulación compleja y esencial para la movilidad humana, permitiendo realizar actividades como caminar, correr y saltar.

En este artículo, profundizaremos en los huesos que componen la cadera, los ligamentos que la sostienen, las articulaciones que la conectan y los movimientos que son posibles gracias a ella.

Conocer la anatomía de la cadera es importante para entender cómo se produce el movimiento en esta zona del cuerpo y, en consecuencia, para prevenir lesiones y mejorar el rendimiento en actividades físicas.

Así que, ¡prepárate para descubrir todo lo que necesitas saber sobre la anatomía de la cadera!

Ligamentos de la cadera: ¿Cuáles?

Los ligamentos de la cadera son:

  • Ligamento iliofemoral: es el ligamento más fuerte del cuerpo humano y se extiende desde la espina ilíaca anterosuperior hasta el trocánter mayor del fémur.
  • Ligamento pubofemoral: se extiende desde la parte superior del hueso púbico hasta el fémur.
  • Ligamento isquiofemoral: se extiende desde la parte posterior del hueso isquión hasta el fémur.
  • Ligamento redondo: se encuentra en la parte interna de la articulación de la cadera y se inserta en el acetábulo y la cabeza del fémur.

Estos ligamentos son responsables de mantener la estabilidad de la articulación de la cadera y permitir movimientos precisos y fluidos.

¿Cómo es la cadera?”.

La cadera es una articulación que conecta el hueso del muslo (fémur) con el hueso de la pelvis (ilíaco). Es una articulación de tipo esferoidal, lo que le permite tener movimientos en varios planos, como flexión, extensión, abducción, aducción y rotación.

Leer también:  Tendinitis del psoas: causas, síntomas y tratamiento completo

La cabeza del fémur se encaja dentro de la cavidad acetabular de la pelvis, formando así la articulación de la cadera. Esta articulación está rodeada por una cápsula articular que la protege y la mantiene estable.

Además de los huesos, la cadera está compuesta por músculos, ligamentos y tendones que le proporcionan fuerza y estabilidad. Algunos de los músculos más importantes son el glúteo mayor, el psoas iliaco y el tensor de la fascia lata.

Los ligamentos de la cadera también son esenciales para su estabilidad. Entre ellos se encuentran el ligamento iliofemoral, el ligamento isquiofemoral y el ligamento pubofemoral.

¿3 articulaciones de la cadera?

3 articulaciones de la cadera:

La cadera es una articulación en forma de bola y cavidad que se encuentra en la unión del hueso del muslo (fémur) y la pelvis. Aunque comúnmente se piensa que la cadera tiene una sola articulación, en realidad hay tres articulaciones que trabajan en conjunto para permitir el movimiento de la cadera.

Las tres articulaciones de la cadera son las siguientes:

1. Articulación coxo-femoral:

Esta es la principal articulación de la cadera y la que permite la mayoría de los movimientos. Se forma entre la cabeza del fémur y el acetábulo de la pelvis. Es una articulación en forma de bola y cavidad que permite la flexión, extensión, abducción, aducción, rotación y circunducción de la cadera.

2. Articulación sacro-ilíaca:

Esta es la articulación entre el hueso sacro y el hueso ilíaco de la pelvis. Aunque esta articulación no se mueve mucho, es importante para la estabilidad de la pelvis y la transmisión de la carga desde la columna vertebral hacia las piernas.

Leer también:  Alivio del dolor en el codo: Todo sobre la Epitroclea y Epicondilo Medial del Húmero

3. Sínfisis púbica:

Esta es la articulación entre los dos huesos pubianos de la pelvis. Es una articulación fibrocartilaginosa que permite un movimiento muy limitado, pero es importante para la estabilidad de la pelvis y la transmisión de la carga desde el cuerpo hacia las piernas.

¿Clasificación y ligamentos de la cadera?

Clasificación y ligamentos de la cadera

La cadera es una articulación compleja formada por el hueso del fémur y el hueso de la pelvis. Se clasifica como una articulación enartrosis, lo que significa que permite un gran rango de movimiento en múltiples planos.

Los ligamentos son estructuras fibrosas que conectan los huesos entre sí y proporcionan estabilidad a la articulación. Los ligamentos de la cadera incluyen el ligamento iliofemoral, el ligamento pubofemoral y el ligamento isquiofemoral. Estos ligamentos son importantes para mantener la cabeza del fémur en su lugar dentro del acetábulo de la pelvis y para prevenir la dislocación de la articulación.

El ligamento iliofemoral es el más fuerte de los tres ligamentos y se extiende desde la pelvis hasta el fémur. Proporciona la mayor parte de la estabilidad de la cadera cuando se está de pie.

El ligamento pubofemoral se extiende desde la parte inferior de la pelvis hasta el fémur y es importante para estabilizar la cadera cuando se realizan movimientos de abducción y rotación interna.

El ligamento isquiofemoral se extiende desde la pelvis hasta el fémur en la parte posterior de la articulación de la cadera. Este ligamento ayuda a limitar la extensión excesiva de la cadera.

La cadera es una articulación enartrosis que permite un gran rango de movimiento en múltiples planos.
¡Gracias por leer sobre la anatomía de la cadera! Espero que hayas aprendido algo nuevo y que te haya resultado interesante. Si tienes alguna pregunta o comentario, no dudes en dejarlo abajo. ¡Me encantaría saber tu opinión y poder responder tus dudas! ¡Nos vemos en el próximo post!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.